lunes, agosto 21, 2006

¿Qué es lo que realmente queremos?



El título es el gran dilema, pues cómo vamos a tener lo que queremos si no sabemos qué es lo que queremos. Los deseos humanos se han hecho muy complicados pues es la propia sociedad civilizada la que se ha encargado de marear nuestra existencia con objetos cada día más llamativos; objetos de deseo.
Aunque la verdad es que nuestros deseos más básicos no han cambiado desde la prehistoria. Allí el hombre primitivo podía desear la cueva del vecino pues era más grande y tenía orientación mediodía. También podía desear a la hembra de otro y, bueno, ya sabemos como resolvía esta situación (a golpe de garrote). Otras cosas que podía desear el hombre primitivo eran objetos básicos como la pelliza de otro, mucho más calentita, sus avalorios o bien sus armas (lanzas, cuchillos, flechas)que le permitían obtener mejor caza. Creo que no hace falta contar por qué no han cambiado nuestros deseos básicos desde que el hombre comenzó a caminar con dos patas.
El cambio fundamental de la deseabilidad humana en la sociedad actual se ha producido en la concentración de todos los deseos en uno solo, uno que si lo conseguimos nos permitirá satisfacer todos los demás: los básicos y los accesorios. Este deseo humano no es básico y está inventado por la sociedad. Deseamos el "dinero" como objeto que nos permitirá satisfacer el resto de nuestros deseos, los básicos como casa, hembra/macho, ropa, comida y los accesorios como el resto de inventos inútiles pero que nos maravillan (pda, mp3, plasma, bmw, harley, chorrada del todo a 100...).
Bien pues, si llegamos a la conclusión de que nuestro deseo más importante es el dinero y que la sociedad actual se mueve en base al dinero, hago la siguiente reflexión.
¿Cómo sería la sociedad si no se hubiera inventado el dinero?. ¿Todavía iríamos con pellizas y viviríamos en cuevas?. ¿Cuáles serían nuestros deseos?. Bueno espero que alguien me responda a esta cuestión....

4 Comments:

Anonymous Pistolero said...

Yo todavía soy más primitivo y mi único deseo día y noche es el sexo.

22 agosto, 2006 11:26  
Blogger Esther said...

Creo que no existiría el esto es tuyo y esto es mío, es decir, todo sería de tod@s y tod@s viviríamos de tod@s.
A la segunda pregunta yo creo que nuestros deseos serían ,los somos más sumisos,que nos dejaran vivir en paz y los que somos más dominantes, tener el poder, el control del grupo y recibir de los demás el respeto por ser el que somos.

Un saludo.

22 agosto, 2006 15:41  
Blogger Blue woman said...

Hola.Pues no sé quizás como el dinero es tan importante para el ser humano quizás seguiríamos viviendo en cuevas. Tal vez sí, tal vez no, no sé responder a esta cuestión, quizás si viviéramos en cuevas nuestros deseos no sería tener por ejemplo un mercedes, una mansión, o algo mp3 o etc ya que quizás estas tontas tecnologías no existirían.Yo creo que el ser humano es inconformista por naturaleza y aún así tenemos de todo deseamos más y más.El dinero es importante para adquirir estos caprichos así, que el dinero es muy importante en el mundo porque, sinó no se puede adquirir los caprichitos que se quiera a no ser que sea robando. No entiendo realmente, el por qué de la existencia del dinero pero, pienso que quizás exista porque es necesario mantener un control, porque sinó la gente se llevaría todo lo que pudiera sin ningún tipo de como ya he dicho control y es una forma de establecer unas normas.Quizás una razón por la que se inventan artilugios inecesarios sea, porque nos cansa demasiado la rutina y queremos nuevas cosas que sobre todo, nos hagan la vida más cómoda.Pero, se debe tener en cuenta que estas nuevas tecnologías y estas nuevas comodidades nos hace ser cada vez más inútiles.

Me parece una lectura muy interesante. Te agrego a mis links.

Saludos.

22 agosto, 2006 21:37  
Blogger PIlar M Clares said...

Me encanta el subtítulo de tu blog: Consecución de los deseos humanos.
-----------------------------
Lo que opino: El deseo es necesario pero hay que buscarlo bien para que no se convierta en una esclavitud. Desear está tan relacionado con la ansiedad de comprar, conseguir etc que se desfigura. ¿Cuál es mi deseo de verdad? deberíamos preguntarnos ¿no?

01 noviembre, 2006 22:42  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home