viernes, agosto 18, 2006

Tan solo un "buenos días"


Tal como reza el título, esta mañana esa frase era lo único que quería al despertar. Pero allí no había nadie para decírmelo. Un enfado estúpido de mi pareja la convierte en un cúmulo de humo que aunque lo puedes ver, no lo puedes tocar y menos esperar a que conteste a tus palabras. La soledad en compañía es desagradable. Me sentía más acompañado cuando, al menos, la soledad era eso, soledad y nada más. No veías a nadie, no hablabas con nadie y con el tiempo te acostumbrabas a hablar con tus propios pensamientos. ¡Y vaya conversaciones tenías!.
Hoy empieza el día torcido aunque el sol luce y la claridad es fantástica gracias al fuerte poniente de esta noche. En la calle un chico pasea a su perro, otro va cargado de herramientas, quizás a realizar algún trabajo. En una obra cercana los obreros observan fumando en corrillo como otro, quizás el más novato, trabaja y cava una zanja. El botijo está cerca, colgado de una argolla en la sombra. Seguramente, cuando sacíe su sed, habrá tenido lo que quiere. Hoy, de momento, yo no tengo lo que quiero, aunque me sobra salud, estoy consiguiendo dejar de fumar, tengo un techo que me proteje y alimentos en el frigorífico. Aún así, no tengo lo que quiero. Tan solo quería un "buenos días" y me lo han negado.

1 Comments:

Blogger Esther said...

Cuando nos crispamos, es difícil tener ganas de hablar. Algún día, por la misma convivencia del día a día es normal que salte alguna chispita. Y es que discutir es una necesidad ( aunque no pasarse). Discutir, quizás en cierta manera negue la entrada al aburrimiento pero, tampoco es bueno discutir tanto porque eso significa una incompatibilidad de caracteres.
Bueno... ... ¿ qué se le va a hacer? Otro día será. Piensa que aún quedan muchos días para recibir un " buenos días".

26 agosto, 2006 15:14  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home